Psicología adolescentes

El objetivo de la terapia infanto-juvenil es ayudar al niño o adolescente y a sus padres, a entenderse, a atravesar y superar las dificultades para mejorar su bienestar.

Desde esta comprensión y con el asesoramiento adecuado, los padres se sitúan en mejores condiciones y se arman de herramientas para acompañar a los hijos en esta etapa tan importante de su desarrollo.

Algunas de las dificultades y síntomas que pueden surgir y acompañar esta etapa son las siguientes:

  

· Ansiedad, Depresión y otras alteraciones del estado de ánimo 

· Dificultades de aprendizaje y otros problemas de estudios

· Timidez y problemas en las relaciones sociales

· Problemas en las relaciones familiares

· Asesoramiento por situación de separación y/o divorcio de los padres y otros duelos

· Dificultades sexuales y de identidad

· Inseguridad y problemas de autoestima

· Trastornos de alimentación 

· Trastornos del sueño 

· Abuso de alcohol y otras sustancias

· Conductas agresivas y desobediencia

· Miedos excesivos y fobias

· Otros